Organización de la boda

Madrina de bodas, consejos sobre como vestir

El protocolo de la madrina de bodas

Esta vez no eres tu quién se dispone a dar el esperado y ansiado “sí quiero”, hoy serás la madrina de bodas de los novios. La pareja ha delegado en ti el importante papel de acompañarles y vivir con ellos de principio a fin la aventura de la boda y no quieres decepcionarlos. Pues aunque no lo creas la madrina es uno de los eslabones más importantes del enlace, un hombro de apoyo, el foco de gran parte de las miradas y la acompañante ideal. La madrina se encarga de ayudar a la pareja con los preparativos de la boda y a rematar los pequeños detalles para asegurar que todo salga a la perfección. Y, además, como buena madrina existen una serie de normas básicas de protocolo que debes conocer y tratar de cumplir para no decepcionar a los novios ni a los invitados.

Antonio y Pamela-20

Fotografía de Mario Casado

Por tradición el papel de la madrina de bodas siempre había sido adoptado por la madre del novio, pero hoy en día esto puede que no sea así por diversos motivos. Sea como sea, tanto él como su pareja han decidido convertirte en la madrina de su boda. Tu ilusión es infinita y solo anhelas que todo acontezca de forma natural, fluida y grata. Ambos han depositado una gran dosis de confianza en ti y tu máximo objetivo es complacerlos. Pero, para ello debes de tener en cuenta que toda madrina debe seguir una serie de normas protocolarias de vestimenta y estilo, y que serás la encargada de cumplir una serie de funciones a lo largo de la ceremonia que puedes descubrir a continuación.

Cómo convertirte en la acompañante ideal
•LA VESTIMENTA

Como madrina deberás cuidar con gran criterio el estilo que utilizarás para vestir el día del enlace. El look deberá ser acorde a la ceremonia y se verá condicionado por el vestido de la novia.

La primera regla básica que jamás podrá ser inquebrantada es que la novia será la única que pueda lucir de blanco, a no ser que se trate de una boda ibicenca o los novios así lo especifiquen en el código de vestimenta. Por ello, huye de los vestidos blancos e intenta evitar los colores demasiado claros como el crema o beige. Y, por supuesto, di adiós al negro. Si se trata de una boda de día opta por colores empolvados, suaves o pastel, si se celebra de noche podrás atreverte con colores más llamativos como los rojos, azules o verdes.

 En cuanto al tejido tienes mayor libertad a la hora de escoger, ya que no existe un código estricto al respecto. No obstante, trata de evitar telas con mucho vuelo y aquellas que estén sobrecargadas de pedrerías o brillos. Apuesta por el raso, encaje, tafetán o crepé, y trata de buscar un look con el que te sientas cómoda y elegante.

Y, respecto al largo o corto del vestido tienes menos restricciones que el resto de las invitadas. La madrina es la única persona que según el protocolo puede ejercer el atrevimiento de lucir un vestido largo aunque sea una boda de día. Aunque es cierto que depende de cuando se celebre el enlace, si se trata de una boda diurna será más acertado vestir de corto, si es nocturna podrás lucir de largo. Sin embargo, esta es una cuestión que hoy en día depende de los novios que se cumpla o no, son ellos los que deciden si sus invitados deben acatar o no el dress code y que normas protocolarias son las que se deben poner en práctica.

Finalmente, elige el vestido con el que mejor te definas y se adapte a tu figura. Ante todo, recuerda que debes lucir un look que no limite tu movilidad y con el que puedas disfrutar del enlace sin ningún tipo de condicionamiento. Como madrina tendrás la labor de acompañar a los novios, asegurarte de que la ceremonia transcurre según lo previsto y ayudar ante cualquier posible contratiempo.

Madrina

Deco floral Oh! Canela

 

•LOS COMPLEMENTOS

Los complementos serán tus grandes aliados para darte un toque de color y glamour forjando así el look ideal. Las joyas deberán ser minimalistas, evita ir muy recargada. Con unos pendientes bonitos, un reloj y una pulsera será suficiente. El bolso mejor pequeño y discreto de estilo clutch. Si lo deseas puedes utilizar guantes, te proporcionarán un toque muy sofisticado aunque deberás de tener en cuenta el largo de la manga del vestido. Y, por último, respecto a los zapatos lo más recomendable es utilizar un zapato de tacón cerrado, no tienen por qué ser del mismo color que el vestido y han de ser lo más elegantes y cómodos posible.

 

Salo Madrid

Salo Madrid

•¿MANTILLA O TOCADO?

Según dicta el protocolo lucir o no un tocado en la cabeza es optativo y por tanto no obligatorio. Pero, si eres de las que prefieres utilizarlos podrás decantarte desde por una pamela, hasta por un sombrero o mantilla. Ante todo deberás asegurarte de que escojas lo que escojas vaya a juego con el vestido y no sea más ostentoso o llamativo que este. Se trata de ir elegante y equilibrada.

Llevar mantilla o no es una decisión que depende exclusivamente de ti. Es una decisión personal, en España muchas mujeres optan por lucirla aunque esto dependerá de tu comodidad y si te sientes identificada con ella. Es un complemento que en cierta medida condicionará tu look y tu confort. Protocolariamente el color de la matilla depende de tu estado civil, por lo general las mujeres casadas deberían llevarlas de color negro y las solteras en colores claros.

En el caso del sombrero o la pamela, poder llevarlos estará condicionado por el estilo de tu vestido. Si luces un vestido de estilo cóctel podrás optar por ellos como complemento, teniendo en cuenta que no deberán de sobrepasar el ancho de tus hombros. Y lo más aconsejable será lucirlos con el pelo recogido y no suelto.

Pero, si prefieres lucir algo más pequeño y discreto que una pamela puedes optar por un canotier o un casquete. El canotier será el complemento perfecto para aquellas bodas que se celebren durante el día. Y el casquete destaca por su ligereza, comodidad, y tamaño. Estos solo ocupan un lado de la cabeza y le dan un toque muy glamuroso al look. Sin duda, esta última es una de mis opciones favoritas para las madrinas.

2019_Carmen y Javi Boda_164

Fotografía Pepe Bernal Olivares

•EL MAQUILLAJE Y EL PEINADO

En cuanto al maquillaje lo ideal es escoger uno que siempre favorezca al máximo nuestro tono de piel y rostro, y en este caso que sea lo menos recargado posible. Cuanto más fino y natural sea mejor, queremos ir guapas pero no ser el centro de atención quitándole el foco a la novia. Opta por un maquillaje sobrio basado en tonos nude y rosas, seguro que acertarás. Para finalizar un buen labial que realce tus labios y de color al rostro, será lo único que necesitarás para brillar.

El peinado, por su parte, será otro de los elementos clave del look. Si has escogido llevar algún tipo de tocado o mantilla el peinado se verá directamente condicionado por ello. Lo más aconsejable es apostar por un semirecogido o un moño bajo.

Antonio y Pamela-86

Fotografía de Mario Casado

Como madrina tendrás un papel importante, acompañarás del brazo al novio hacia el altar. Además, deberás atender a los invitados y ayudar a repartir los recuerdos de la boda entre otros menesteres. Como ves, será un día especial así que trata de disfrutarlo al máximo y vive la experiencia como madrina con la mayor plenitud posible.

Espero que este artículo os haya servido de ayuda. Os esperamos como siempre en el próximo post. ¡Gracias por estar ahí!

Síguenos también en redes sociales: : Instagram y Facebook

Redacción por: Rocío Serna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *